Archive for the ‘Verbos sedentarios’ Category

Amo los verbos Por qué deben usarse muchos verbos

Monday, February 23rd, 2015
Los verbos son el motor que impulsa las oraciones

Los verbos son el motor que impulsa las oraciones

Los verbos son el motor que impulsa las oraciones. Por eso los textos con pocos verbos avanzan a trompicones y con muchos fluyen imparables.

Debemos usar muchos verbos, pero descartando los peores, porque los verbos difieren en su dinamismo. Algunos como ser, tener o haber apenas transmiten acción. Otros son verbos perezosos que le cargan el trabajo de la acción a una palabra vecina. Sucede con proceder en la expresión proceder a la clausura. La acción no consiste en proceder sino en clausurar, una acción que contra la lógica no se expresa en un verbo —proceder— sino en una abstracción —clausura—. Aquí tenemos dos problemas: 1- se emplea una abstracción, algo que dificulta la comprensión; 2- se ubica la acción fuera de su lugar esperado: el verbo.

(more…)

Odio el verbo ser Por qué debe evitarse el verbo ser

Monday, January 26th, 2015

Odio el verbo ser, 200X200Me encanta la columna de Elvira Lindo en El País. Me gusta indignarme junto a ella mientras leo lo enfadada que está con el mundo. Pero en un artículo de opinión sobre La Constitución nos golpea con una frase introductoria  donde aparece tres veces el verbo ser:

 Lo más desesperante de esta época es que acaban siendo fundamentales unos debates que son posiblemente accesorios.

(more…)

Aglomeración de negaciones Por qué deben evitarse múltiples negaciones

Monday, December 8th, 2014

Aglomeración-de-negaciones, 170X144En noviembre del 2013, El Mundo publicó un editorial comentando la sentencia del desastre del Prestige donde se incluía este fragmento:

Por tanto, el ex director general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors, no cometió ningún delito. No sólo no hubo dolo alguno en su conducta sino el deseo de evitar un desastre, al igual que en la tripulación.

(more…)

Odio los paréntesis Por qué deben evitarse los paréntesis

Monday, November 24th, 2014

Odio-los-paréntesis-198X133-2Un martes de noviembre del 2013, El País publicó un editorial sobre la financiación de los partidos donde reclamaba transpariencia. Lo malo es que incluían una frase poco transparente:

Dado el ritmo al que trabaja esa institución (acaba de terminar la fiscalización de 2009 a 2011, y esto ya se considera un avance respecto a actuaciones anteriores mucho más tardías), hay un lapso de varios años entre los hechos de los que los partidos deben informar y el momento en que tales datos empiezan a llegar a los ciudadanos.

(more…)