Verbosidad difusa Por qué debe evitarse la verborrea

verbosidad difusa

Algunas variedades de palabrería se identifican con facilidad tal como vimos, por ejemplo, en Clichés absurdos,  Por qué evitar los adjetivos, Palabras que son grasa y Palabras que no dicen nada. Pero la verbosidad difusa no salta a la vista. Se trata de redundancias que resultan de vinculaciones semánticas entre palabras dentro de la misma oración.

Algunos ejemplos:

Hoy, la opinión pública está dividida, ideológicamente, y entre élites (más entusiastas) y ciudadanía (más tibia).

21/6/2016, El País

Ideológicamente sobra porque está implicito en opinión pública por la conexión obvia entre opinión e idea.

Pero, al no hacerlo, solamente Podemos (con el 23,1%) consiguió representación política en las islas (dos diputados);

9/6/2016, El País

Si hablamos de Podemos y de dos diputados, la representación no puede ser más que “política”. El adjetivo política debe tacharse.

Es un hecho habitual que tras la celebración de unas elecciones generales haya un porcentaje de ciudadanos que afirma que, de haber sabido cuál iba a ser el resultado final de los comicios, se hubiera comportado electoralmente de manera distinta de como lo hizo.

14/6/2016, El País

Electoralmente debe eliminarse porque al hablar de elecciones generales es patente que nos referimos a un “comportamiento electoral”. Pero esta frase contiene tanta verborrea que se puede reducir a la mitad sin perder significado:

Es un hecho habitual que tras la celebración de unas elecciones generales haya un porcentaje de algunos ciudadanos que afirma afirmen que, de haber sabido saber cuál iba a ser el resultado final de los comicios, se hubiera comportado electoralmente habrían votado de manera distinta distinto de como lo hizo.

Es habitual que tras unas elecciones generales algunos ciudadanos afirmen que, de saber el resultado, habrían votado distinto.

Algunas explicaciones:

  • “Es un hecho habitual” debe reducirse a “Es habitual”. “Hecho” no añade nada.
  • “Celebración” sobra. Ya sabemos que las elecciones generales son una celebración.
  • “Resultado final” es una expresión que se debería de prohibir. Todos los resultados son finales. Es como hablar de un “ataque cardíaco al corazón”.
  • Escribir comportarse electoralmente en lugar de votar, es una forma cargante de marear la perdiz.

 

Leave a Reply